El teletrabajo seguirá dando que hablar en España durante 2021. Según un informe sobre las perspectivas y previsiones sobre el mercado laboral elaborado por la consultora de recursos humanos Randstaad a profesionales ocupados de 33 países, un 63% de los españoles cree que seguiremos teletrabajando tras la pandemia.

Pero es difícil que las casas estén equipadas como las oficinas, y que cuenten con los elementos necesarios para que la salud no se resienta tras meses y meses de trabajar desde el sofá, la mesa de la cocina o incluso para los más afortunados, el olvidado despacho que teníamos lleno de trastos y ahora hemos vuelto a descubrir.

Dos de cada cinco personas que trabajan desde casa han experimentado un aumento en el dolor de espalda, hombros y muñecas, como ha hecho público un reciente estudio de la aseguradora norteamericana Chubb, que también señala que las horas de trabajo han aumentado en casi todos los entrevistados, debido a la falta de hábito para separar trabajo y vida personal.

Dos de cada cinco personas que trabajan desde casa han experimentado un aumento en el dolor de espalda, hombros y muñecas

CONSEJOS DE ERGONOMÍA

¿Cómo podemos hacer frente a los riesgos para nuestra salud de trabajar desde casa? Hoy recuperamos los consejos que nos dio la experta ergonomista María Andreu en una reciente entrevista para asegurar una adecuada ergonomía cuando teletrabajamos:

  1. La silla es el elemento más importante de nuestra zona de trabajo, ya que nos pasamos una media de 8 horas o más sentados. Una buena silla de trabajo debe tener apertura en la zona de la cadera, ser abatible y responder al movimiento del cuerpo, además de un sistema de regulación de altura del asiento y los reposabrazos. Para nuestra experta, la Aeron de Herman Miller es la quintaesencia de las sillas de trabajo.
  2. La altura de la mesa debe ser regulable, y tener entre 68 y 74 cms de altura, de manera que cuando apoyemos el codo, el brazo forme un ángulo de 90º.
  3. Los pies no deben colgar, deben estar apoyados sobre el suelo o sobre un accesorio reposapiés, y formar con la rodilla un ángulo de 90º.
  4. La iluminación, debe venir del lado izquierdo si somos diestros, y debe ser regulable para adaptarse a la luz natural.
  5. La visión. Un error común consiste en utilizar gafas progresivas para trabajar con pantallas, y que no nos sirven porque su campo de visión es muy estrecho. María nos recomendaba las gafas ocupacionales, en las que la mitad superior de la lente está regulada para la distancia media, y la mitad inferior para ver de cerca.
  6. La altura y distancia de las pantallas y el teclado. El borde superior de la pantalla debe coincidir con la altura de los ojos, mientras que el teclado debe estar a la altura del codo. Si trabajamos con portátiles, hay que elegir pantalla o teclado y complementar la parte que nos falte con un accesorio extra. La pantalla del ordenador debe estar a una distancia tal que no tengas que apoyarte en la mesa para leer. La referencia es que al alargar el brazo la palma de la mano toque la pantalla.
  7. El movimiento, imprescindible para la salud músculo esquelética. Hay que hacer frecuentes descansos de la silla y el ordenador y moverse 5 minutos por cada hora que estemos sentados.

Nosotros añadimos un par de consejos más para el equilibrio físico y mental: aprender a desconectar del trabajo y reservarse tiempo a diario para los pequeños placeres, como ver una serie, echar una cabezada o practicar un deporte o afición con el tiempo que ahorramos. Teletrabaja y sé feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *