Imagina trabajar desde una pequeña aldea rehabilitada en el noroeste de Extremadura, en pleno corazón de la Sierra de Gata, compuesta por una serie de construcciones de piedra de más de un siglo de antigüedad. Y mientras, tus hijos disfrutando de actividades deportivas como la pesca o el senderismo, clases de cocina y toda la cultura local de la zona.

4 caseríos rehabilitados, que alojan de 2 a 4 personas cada uno, donde la rusticidad no está reñida con la comodidad y el buen gusto. En este lugar mágico, de casi 130 hectáreas, el protagonista es la naturaleza, que podrás disfrutar en rutas de senderismo, bici de montaña o simplemente paseando.

Podrás combinar tus días de trabajo en familia o con amigos con  catas de vino, catas de aceite y uno de los momentos más emblemáticos de la vida rural en Extremadura, la matanza tradicional del cerdo

Precio aprox: desde 68 euros por habitación y noche, depende de la temporada.

¿Estás interesado? ¡Escríbenos!